Dom, 21 Jul, 2024
Presidente Biden visita Israel

El presidente de Estados Unidos,  Joe Biden, llegó a Israel este miércoles para uno de los viajes diplomáticos más complicados de su presidencia, un viaje extraordinario y de alto riesgo a una región azotada por la violencia, incluida una explosión en un hospital de la ciudad de Gaza que, según dijo, parecía haber sido realizada por “el otro bando».

“Me entristeció e indignó profundamente la explosión de ayer en el hospital de Gaza. Y según lo que he visto, parece que lo hizo el otro bando. Pero hay mucha gente que no está segura. Entonces tenemos que superar muchas cosas”, dijo Biden.

El presidente de Estados Unidos no dio más detalles sobre qué evidencia lo llevó a esa conclusión. Antes de partir hacia Israel, según un funcionario estadounidense, el Gobierno aún no había llegado a una conclusión sobre el origen del ataque con cohetes contra el hospital. Biden había dado instrucciones a su equipo de seguridad nacional para que continuara evaluando la información. Los funcionarios no han dicho si el gobierno ha recopilado alguna información de inteligencia más allá de la información proporcionada por los israelíes.

La histórica llegada de Biden a Tel Aviv en tiempos de guerra este miércoles –el primer viaje a Israel de un presidente de Estados Unidos durante tiempos de guerra– marcó su muestra pública más contundente de apoyo a Israel desde los ataques del 7 de octubre por parte de Hamas que dejaron 1.400 israelíes y decenas de estadounidenses muertos. Otros estadounidenses, junto con muchos israelíes, también permanecen como rehenes de Hamas. Y al menos 3.000 personas han muerto en Gaza desde que comenzaron los combates, dijo este martes el Ministerio de Salud palestino en Gaza.

“Los estadounidenses están de luto contigo, de verdad. Y los estadounidenses están preocupados. Porque sabemos que este no es un campo fácil en el cual manejarse”, dijo Biden al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, al iniciar una reunión bilateral donde reconoció la compleja dinámica de los hechos.

Biden dijo que era importante que “viniera personalmente”, sugiriendo que el viaje era una señal crítica para otras naciones democráticas mientras el mundo observa los acontecimientos que se desarrollan en Medio Oriente.

“Quería que el pueblo de Israel –el pueblo del mundo– supiera cuál es la posición de Estados Unidos. El mundo está mirando. Israel tiene un conjunto de valores al igual que Estados Unidos y otras democracias. Y están mirando para ver qué vamos a hacer”, le dijo a Netanyahu, quien calificó como “profundamente conmovedora” la presencia de Biden como el primer presidente de Estados Unidos en Israel en un momento de guerra.

Netanyahu agradeció a Biden por el “apoyo inequívoco” y la cooperación “sin precedentes” entre las dos naciones. «Desde el momento en que Israel fue atacado, usted ha trazado con razón una línea clara entre las fuerzas de la civilización y las fuerzas de la barbarie», dijo Netanyahu al presidente de Estados Unidos.

Biden ha estado intentando caminar sobre una delgada línea entre apoyar a Israel y evitar que la violencia se convierta en un conflicto militar más amplio, una misión que se complicó aún más por la explosión del hospital. Él y otros funcionarios de la administración estadounidense han estado advirtiendo a otros actores regionales, concretamente Irán y su representante Hezbollah, que no amplíen aún más los combates.

La atención de Biden se centrará en gestionar una situación complicada y menos en asegurar resultados claros, según dos fuentes cercanas al asunto, una señal clara de que la Casa Blanca está tratando de gestionar las expectativas después de que se descartó el viaje a Jordania.

La explosión en un hospital se cierne sobre el viaje

El viaje se produce menos de un día después de una horrible explosión en el Hospital Bautista Al-Ahli en la ciudad de Gaza. Los funcionarios palestinos han dicho que cientos de personas han muerto tras la explosión en el centro de la ciudad y culparon a Israel. Los israelíes negaron su responsabilidad y atribuyeron la culpa al fallido lanzamiento de un cohete por parte de la Jihad Islámica Palestina.

CNN preguntó a la Casa Blanca si el gobierno estadounidense ha evaluado más a fondo la causa de la explosión desde la partida del presidente.

Estados Unidos, a través de satélites de vigilancia, radares terrestres y otras tecnologías, tiene una amplia capacidad para detectar lanzamientos y determinar su origen. Por ejemplo, en 2014, los analistas de la Agencia de Inteligencia de Defensa pudieron determinar en cuestión de días que fue un misil antiaéreo ruso el que derribó el vuelo 17 de Malaysia Airlines sobre Ucrania.

Más tarde este miércoles, Netanyahu señaló que el bombardeo al hospital desmentía un “tipo diferente de enemigo” en Hamas y detalló la voluntad del grupo terrorista de “(esconderse) detrás de sus civiles”.

«Este será un tipo diferente de guerra porque Hamas es un tipo diferente de enemigo», le dijo a Biden, añadiendo que Hamas «quiere matar a tantos israelíes como sea posible y no tiene en absoluto en cuenta las vidas palestinas».

La explosión del hospital provocó un revuelo en los planes de Biden para el viaje mientras el presidente caminaba hacia el Air Force One. Se esperaba que el mandatario se reuniera con el rey Abdullah II de Jordania, el presidente Abdel Fattah el-Sisi de Egipto y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, para discutir una respuesta humanitaria durante la etapa de la visita a Jordania, pero la cumbre y la etapa del viaje a Jordania fue desechada. La Casa Blanca citó un período de luto anunciado por Abbas como motivo del aplazamiento.

El mundo, añadió Netanyahu, está “con razón indignado” por los acontecimientos de este martes. “Pero esta indignación no debe dirigirse a Israel, sino a los terroristas”, dijo, tratando de asegurarle a Biden que Israel “hará todo lo posible para mantener a los civiles fuera de peligro”.

La explosión y el posterior juego de culpas se cernirá sobre las reuniones de Biden en Israel. Fue recibido en el aeropuerto por Netanyahu y el presidente Isaac Herzog, abrazándolos en la pista antes de embarcarse hacia el lugar de la reunión en Tel Aviv.

La presencia de Biden, que valora la diplomacia personal, tiene como objetivo mostrar solidaridad con los aliados más cercanos de Estados Unidos y disuadir a los actores rebeldes de la región de abrir un segundo frente en la guerra.

Si bien la violencia, como la explosión en el hospital, siempre se consideró como un posible riesgo de la visita, el equipo del presidente concluyó que los méritos del viaje superaban esos riesgos. Múltiples fuentes le dijeron a CNN que los principales asesores del presidente no estuvieron cerca de cancelar el viaje a Israel.

0 Comentarios

Deja tu comentario