Jue, 30 Jun, 2022
Senador Antonio Taveras defiende comisión a cargo de proyecto que regula derecho a la intimidad

A dos semanas de que la Cámara Alta aprobara en segunda lectura el proyecto de ley que busca regular el ejercicio del derecho a la intimidad, el honor, el buen nombre y la propia imagen, propuesto por la senadora perremeísta Melania Salvador Jiménez,  la iniciativa sigue dando de qué hablar.

En esta ocasión se refirió al tema al senador de Santo Domingo, Antonio Taveras, quien señaló que legisladora acogió un proyecto que había sido aprobado previamente en el Senado en el año 2020 y que en la Comisión Permanente de Justicia y Derechos Humanos que él preside discutieron ampliamente esa pieza e invitaron a la legisladora para que diera explicaciones sobre la misma.

Indicó que en la comitiva observaron unos tipos penales, los cuales no precisó que  no procedían, por lo que fueron eliminados.

Dicha comisión, según señaló, reforzó algunos conceptos como es el de la intimidad.

Añadió que en ningún momento ni la Comisión Permanente de Justicia y Derechos Humanos ni el Senado han tenido el interés de “cercenar, censurar o coartar” la opinión pública.

Taveras manifestó que él como senador cree en la libertad de prensa y en los medios de comunicación, que para él, según su planteamiento, juegan un papel muy importante,  de contrapeso en la construcción de la democracia.

El representante de la provincia de Santo Domingo en el Senado habló tras concluir la reunión que realizó la comisión bicameral a cargo del proyecto de ley sobre juicios de extinción de dominio, que se llevó a cabo en el Salón Charles Summer del órgano bicameral.

Parte del contenido del polémico proyecto

La pieza precisa que un tercero solo podrá hacer uso de la imagen de una persona con el consentimiento informado previo y expreso del titular del derecho, salvo que la imagen sea captada en un lugar o evento público y sea utilizada “para la presentación de una información noticiosa, artística o estrictamente personal”.

En el caso de que una persona fuese fotografiada o grabada en un lugar o evento público y se pretendiese usar su imagen sin consentimiento previo, con un fin distinto a la difusión de una información noticiosa ligada al lugar o evento de ocurrencia, “se considerará conculcado su derecho a la propia imagen”.

Cabe resaltar que al ser una ley orgánica, para su aprobación se requerirá el voto de las dos terceras partes del quórum, lo que se ve difícil, ya que en la Cámara de Diputados el PRM junto a sus aliados cuenta solo con mayoría simple.

Fuente: El Caribe

0 Comentarios

Deja tu comentario

Abrir chat