Sáb, 24 Feb, 2024
Canciller Álvarez dice autoridades haitianas tendrán responsabilidad si se produce una tragedia

El ministro Roberto Álvarez dijo que las declaraciones del embajador haitiano, Leon Charles, fueron irresponsables.

El canciller Roberto Álvarez tildó de irracional e inaceptables las declaraciones del embajador haitiano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Leon Charles, quien aseguró que Haití no paralizará la construcción del canal sobre el río Masacre.

“Realmente lamentamos mucho escuchar las palabras del embajador de Haití, de manera reiterada dijo que no van a parar las obras del canal, lo repitió cuatro o cinco veces, nos parece irracional e inaceptable”, afirmó Álvarez durante la asamblea de la OEA.

El diplomático resaltó que ante las declaraciones de Charles, quieren dejar constancia de la responsabilidad de las autoridades haitianas si la construcción del canal “efectivamente causa una tragedia que nadie quiere”.

“Queremos constancia del interés dominicano de encontrar una solución justa y equitativa pero también registrar, dejar constancia de la responsabilidad de las autoridades haitianas si esto efectivamente causa una tragedia”, comentó el canciller ante la OEA.

El ministro de Relaciones Exteriores, sostuvo que han informado de los daños que pueden ocurrir de seguir con la construcción del canal que busca desviar las aguas del río Masacre, asegurando que esto podría causar inundaciones a las comunidades aledañas al lugar donde los haitianos pretenden tomar el agua del afluente.

El funcionario mostró una imagen ante el Consejo, donde se observan las edificaciones de la zona franca Codevi, ubicada en Juana Méndez, Haití, y destacó que la planta que alberga unos 19,000 empleados haitianos y 1,000 dominicanos correría riesgo de inundaciones si los nacionales haitianos logran construir el canal.

Resaltó que Codevi se encuentra a unos 200 metros de donde se pretende construir un dique, ya que el canal está a dos metros por encima del río, lo que con las crecidas producidas por las lluvias, inundarían esa “inversión millonaria”, además de la provincia Dajabón y la comunidad de Juana Méndez en Haití.

“Yo no logro entender cómo es posible que un Estado responsable no quiera sentarse a discutir”, apuntó Álvarez.

El diplomático deploró la actitud del embajador haitiano y calificó la acción como “absolutamente irresponsable”, alegando que podría causar un acto ilícito internacional con las responsabilidades de a lugar. Ante esto, expresó que el Gobierno dominicano está tratando de evitar esto, asegurando que ningún Estado tiene derecho a “crear una catástrofe”.

El canciller dominicano dijo que reconocen el derecho de Haití al uso justo y equitativo de las aguas, pero que piden el cese de las obrar para realizar los estudios necesarios que determinen si la construcción del canal es factible o no.

Resaltó que el Gobierno dominicano no cree que la construcción de la obra sea factible, además de que no se está realizando un canal de riego, sino un canal de trasvase de agua, para llevarlo a seis kilómetros de distancia. De igual forma, advirtió de que uno de los riesgos que se corren, es que se podrían desviar todas las aguas del afluente.

0 Comentarios

Deja tu comentario